Densidad de población significa: numero de habitantes por Km2.

Para tener calidad de vida en la ciudad es importante tener una densidad de población suficiente que permita: generar un entorno favorable para el desarrollo y atracción de nuevas actividades, así como mantener las tradicionales; crear ofertas culturales y lúdicas atractivas; rentabilizar la redes: viarios con encintado de aceras, alumbrado publico, recogida de basura, transporte público, abastecimiento de agua potable, saneamiento, etc.; y mejorar la cohesión social.

Prever una futura densidad de población en la proyección de nuevos barrios es un dato que se debería utilizar en el diseño urbano de nuestras ciudades, ya que existe una relación directa entre ésta y las alturas que deberían tener las edificaciones. Hablar de la edificación en altura no significa pérdida de calidad de vida urbana, ya que ésta, entre otros factores, depende del diseño del edificio, de la proporción de la altura de éste con respecto al ancho de la calle y del diseño propio del “espacio urbano”.

El exceso de densidad de población produce un deterioro de la vida urbana: carencia de vivienda, de infraestructuras y servicios urbanos, degradación del medio ambiente, falta de empleo, pobreza etc.

En las áreas de baja densidad de población existe un despilfarro de suelo urbano y problemas de rentabilidad de las redes: viarios con encintado de aceras, alumbrado público, recogida de basura, transporte público, abastecimiento de agua potable, saneamiento, etc.

Opina- Opina- Opina- Opina- Opina- Opina- Opina- Opina

¿Son aceptables las densidades entre 6.000 y 10.000 hab./km2 para producir un equilibrio entre calidad de vida y rentabilidad de las redes?

¿Se podría corregir la alta densidad existente en un barrio a través de planes que ayuden a liberar suelo para espacios públicos - parques y plazas- proponiendo el aumento de la altura en las edificaciones?

¿Sería recomendable corregir la baja densidad a favor de la sostenibilidad?

=======================================